Feb
28
2013

Experincia de una voluntaria

Me llamo Florence Kavita, tengo 24 años y estoy acabando mi carrera en Ciencias Humanas y Sociales en la Universidad Paris Est Créteil (UPEC), en Francia.

 

Como pasa en muchas carreras para poder conseguir el título tenía que hacer unas prácticas fuera de mi país pero yo no quería que simplemente fueran unas prácticas sin más, quería darles un sentido. Quería dedicar mi tiempo a un proyecto en el que la gente lo necesitara de verdad, por eso decidí hacer un voluntariado.

 

Fue en 2011 cuando viajé a Perú por primera vez, allí estuve durante tres meses. En esos meses colaboré en el desarrollo del proyecto del Hogar para Madres Adolescentes.

 

En 2012 tuve la suerte de viajar por segunda vez como voluntaria a Perú esta vez estuve desde el mes de abril hasta noviembre. Allí estuve coordinando las distintas etapas del proyecto y buscando colaboradores en Iquitos, de hecho tuve que organizar varias reuniones con instituciones públicas y privadas.

 

El voluntariado a Suyay ha cambiado mi vida. Profesionalmente he adquirido muchos conocimientos que podré utilizar a lo largo de mi carrera profesional y personalmente he encontrado personas maravillosas. La riqueza de mi experiencia ha estado en los intercambios que he podido tener con la gente.

 

Me ha asombrado la generosidad de la gente de allí, siempre estaban pendientes de que estuviera cómoda, de darme todo lo que tenía. En Francia a las personas de los países del Sur que tienen pocos recursos económicos los llamamos “personas despojadas”, sin embargo lo que he podido aprender es que, a veces, tienen mucho más que ofrecer que los que tienen una buena posición económica.

 

 

Noticias